La presidenta de la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre, ha dedicado las primeras palabras de su discurso de investidura a criticar al vicepresidente y Ministro del Interior, Alfredo Pérez-Rubalcaba, por permanecer "impasible" ante la última manifestación de los indignados el pasado sábado, cuando la constitución de los ayuntamientos.