Los mossos d'Esquadra han empezado a desalojar a los jóvenes indignados del movimiento 15-M acampados en la plaza de Cataluña de Barcelona, para que abandonen el lugar temporalmente y dar cobertura a las brigadas que están limpiando la zona por motivos de salubridad y de seguridad.