Antes de que se supieran los resultados definitivos de las elecciones, decenas de personas ya se habían concentrado ante la sede del Partido Popular en la calle Génova de Madrid. Agitan banderas con las siglas del PP y bailan a la música que pincha el disc jockey.