Unos cuarenta jóvenes españoles, principalmente cooperantes, se sumaron hoy a las protestas juveniles que han prendido en su país con un acto frente al Consulado de España en Jerusalén Este, informaron a Efe varios de sus participantes. Los manifestantes marcharon desde el hotel Ambassador, en el barrio palestino de Sheij Yarraj, hasta el Consulado coreando cánticos como "Nadie se esperaba, España en la Intifada" o "El pueblo no se calla, sabemos lo que falla".