Los American Music Awards reunieron anoche en el Teatro Microsoft de Los Ángeles a las grandes estrellas de la música que desfilaron por la alfombra roja con sus mejores atuendos. Los pailletes, el gótico más chic y, sobretodo, los escotes fueron los grandes protagonistas del photocall. Selena Gómez, las hermanas Jenner o Gigi Hadid fueron algunas de las que se atrevieron con vestidos que dejaban poco a la imaginación. En cuanto a los premios en sí, los grandes triunfadores de la noche fueron One Direction que se llevaron el galardón a mejores artistas del año y al mejor álbum pop/rock. La boy band británica aprovechó la velada para rendir homenaje a las víctimas de los atentados de París.