El Real Madrid comenzó avasallando al Espanyol y encontró el premio con rapidez. Benzema marcaba a los cuatro minutos a placer, tras un rechace de Diego López a disparo de Modric