El argentino marcó a los 67 minutos, batiendo a Yassine Bono con una vaselina desde dentro del área, tras una asistencia de Jordi Alba