Tres personas han muerto y cinco han resultado heridas en un tiroteo dentro de un tranvía en la zona oeste de la ciudad holandesa de Utrecht, en un acto aún investigado por la Policía, que no descarta ninguna hipótesis tras la detención del principal sospechoso.