El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha lanzado un mensaje a Maduro pocas horas después de su llegada a México. "Ningún gobernante tiene legitimidad si sus ciudadanos se ven obligados a marcharse de su país".