El pequeño se encuentra en un hospital de California junto a su padre estadounidense.