Aunque no era el matrimonio mejor avenido, cuando toca iniciar los trámites del divorcio, hay caras serias. El acuerdo "es el mejor posible", comenta el primer ministro belga. Pero "no es momento para celebraciones", apunta el presidente de la Comisión Europea.