También se ha acercado el secretario de defensa James Mattis. Quería comprobar el estado de las tropas desplegadas para contener la entrada de la caravana de migrantes