Alberto Fujimori ha cambiado la cárcel por una habitación en una clínica privada de Lima. Desde allí ha mandado un mensaje: "si regreso a prisión mi corazón no lo podrá soportar". El expresidente peruano recibió un indulto del Gobierno el pasado mes de diciembre por motivos humanitario, un indulto que ahora ha anulado la Corte Suprema.