Las autoridades libias devolvían hace unas horas a 160 inmigrantes a Níger y lo hacían como parte de un programa de deportación voluntaria para aliviar la superpoblación de los centros de acogida del país. Justo hace dos días los guardacostas de Trípoli rescataron a 579 inmigrantes que se dirigían a Europa en cuatro barcos diferentes provenientes del país.