El presidente francés intenta mediar en las relaciones entre EEUU y la Unión Europea