Al menos 15 personas han muerto y otras 40 han resultado heridas en el descarrilamiento de un tren en el norte Egipto. Según el relato de uno de los viajeros, el tren viajaba hacia el Cairo, cuando dos de los vagones traseros se soltaron y chocaron contra otro convoy de mercancías. Decenas de personas pedían explicaciones a la gobernadora de la región de Beheira, donde se se ha producido el accidente. El transporte ferroviario egipcio registra un importante índice de accidentes por la antiguedad de su infraestructura. El pasado agosto, 42 personas murieron y más de cien resultaron heridas en otro siniestro.