Las fuerzas armadas austriacas y varios bomberos han tenido que acudir a una estación de montaña, donde se descolgó el telesilla.