El presidente de Guatemala ha anunciado que ya hay albergues a disposición de los afectados. La Cruz Roja ha señalado que 21 personas han precisado atención médica, la mayoría de ellas por crisis nerviosas.