La última fase para liberar la batalla para liberar la segunda ciudad de Irak de manos de los yihadistas está siendo la más complicada de la ofensiva.