La Policía ha detenido a miles de personas en Moscú y San Petersburgo en relación con las manifestaciones organizadas en toda Rusia para protestar contra la corrupción del gobierno. El líder opositor Alexéi Navalni, organizador de las protestas, está entre los arrestados.