Con detenciones, disturbios y hasta con la quema de objetos han terminado también algunas protestas del 1 de mayo en Estados Unidos.