Nacido hace 52 años en el sur de Inglaterra y con antecendentes por violencia desde adolescente, no estaba en lista de 3.000 sospechosos de yihadismo