El incendio en una de las favelas más grandes de Sao Paulo, en Brasil, ha arrasado al menos 50 viviendas. En las imágenes se aprecia el núcleo de casas devastadas por el fuego y la gran nube de humo que deja a su paso sobre las que quedan en pie. Los propios vecinos de la favela, que cuenta con más de 42.000 habitantes, han ayudado con cubos de agua a los 90 bomberos que trabajan sin descanso para detener un incendio que por fin ha sido controlado.