Según las autoridades americanas, el agua reventó el dique de contención de la presa tras detectarse una enorme grieta