La familia Trump ha comenzado el día con un oficio religioso en una iglesia cercana a la Casa Blanca. Tras la misa, Donald y Melania, han sido recibidos por el aún presidente Barack Obama y la primera dama en la Casa Blanca.