Su hermano deposita sus cenizas en un monolito en el cementerio de Santa Ifigenia de Santiago de Cuba.