El presidente estaodunidense y su esposa Michel sirven la cena de Acción de Gracias en una residencia para pilotos retirados en Washington