En las universidades de California, los estudiantes bloquean las calles y marchan al grito de "No eres mi presidente"