El misil fue transportado en vehículos procedentes de Rusia que luego se ocultaron tras el incidente