El magnate neoyorkino está recortando distancias en los sondeos a su rival.