Un diputado opositor lanza gas lacrimógeno en el Parlamento de Kosovo. Un intento de boicotear un acuerdo fronterizo en el que el Gobierno entrega a Montenegro 8.000 hectáreas de terreno kosovar. Esta es la segunda vez en dos días que la oposición ultranacionalista lanza gas para protestar contra un pacto que, consideran, atenta contra la soberanía del país.