Hemos visto desfilar a la salida de los juzgados a mafiosos míticos como Marco Minuto que tuvo que sentarse a mitad de camino en una caja de cartón para recuperar fuerzas o a Nick "El pelucas" que se dirigía así a un periodista.