En la ciudad estadounidense de Lockhart, en el estado de Texas, al menos 16 personas han muerto al estrellarse el globo aerostático en el que viajaban. Las llamas sorprendieron a la tripulación y alcanzaron la cesta, precipitando el fatal desenlace. Los restos han sido encontrados justo debajo de un tendido eléctrico. Los vecinos de la zona describen el impresionante accidente como si hubieran visto caer una bola de fuego al suelo. "Es impresionante cuando los ves subir, ya sabes, y piensas 'wow' se lo estarán pasando genial, es una desgracia lo que ha ocurrido", asegura Alejandro Janez, residente en Lockhart. Las autoridades tratan de esclarecer qué pudo provocar el incendio del globo, en un día totalmente despejado. Se trata de uno de los peores accidentes de globo aerostático que se recuerdan. Hace tres años, 19 turistas fallecieron en un siniestro similar en Luxor, en Egipto, en esa ocasión, un escape de gas provocó una explosión en la aeronave.