Los terroristas advierten al país galo de que cometerán nuevos atentados en su territorio, en represalia por la participación de París en la coalición internacional