Con un ambiente festivo y patriótico empezaba la votación para coronar oficialmente a Donald Trump como candidato republicano a la Casa Blanca. La puesta en escena estaba medida a la perfección. Cada Estado iba anunciando sus votos, hasta que Michigan se abstiene y Pennsylvania deja que Nueva York ocupe su puesto. Tras lograr los 1.237 votos de los delegados necesarios, finalmente, Donald Trump "junior" proclama la victoria de su padre con un "felicidades papá te queremos".