La policía ha detenido a otras tres nuevas personas presuntamente implicadas en el ataque