La Comisión Europea acusará formalmente hoy a Google de abuso de posición dominante, lo que podría suponer graves sanciones para el buscador.