Al menos 63 personas han fallecido tras las lluvias torrenciales en el norte del país.