La grabación de un superviviente recoge los primeros momentos tras el atentado