El presidente del Gobierno en funciones, Mariano Rajoy, llega a la cumbre de Bruselas con un mensaje tajante: nada de devoluciones colectivas. Es el acuerdo unánime del Parlamento y la postura española en una cumbre en la que Europa busca como hincarle el diente al problema de los refugiados y cerrar el preacuerdo alcanzado con Turquía el pasado día 7. "Tenemos que encontrar un equilibrio entre los países de la Unión Europa y Turquía. Creo que es posible", ha dicho la canciller alemana, Angela Merkel.