Al menos 20 personas han muerto hoy en múltiples ataques con bombas contra un control de seguridad del Gobierno en la ciudad de Homs. El ataque ha sido reivindicado por el grupo Estado Islámico y se ha producido cuando un atacante suicida detonó el coche bomba que conducía en el control militar; después otro sujeto estalló en el mismo lugar el cinturón de explosivos que llevaba puesto, cuando las víctimas de la primera explosión eran atendidas.