El mal tiempo y la crudeza del invierno no desanima a aquellos que huyen de la guerra. En las últimas horas, al menos 42 personas, entre ellas 17 niños, han muerto en el naufragio de dos embarcaciones en aguas del Egeo.