La indignación sobrevolaba hoy de nuevo las calles de Chicago. Todo tras la publicación ayer de un vídeo, en el que un joven negro moría acribillado por un policía blanco. 16 tiros recibió y 16 es lo que más se ha escuchado en esta manifestación espontánea.