Momento de máxima tensión en al estación espacial internacional. La nave tripulada rusa Soyuz se aproxima a la estación después de despegar desde Kazajistán y dar cuatro vueltas a la Tierra. Finalmente se acopla con éxito a pesar de que durante el vuelo no se desplegó uno de sus dos paneles solares. Una vez acoplada la nave hay que esperar unas dos horas hasta que se iguale la presión y así poder abrir las escotillas. Este es el momento en que los tres nuevos astronautas uno ruso, un japonés y un estadounidense se unen a la tripulación de la estación espacial internacional dos de nacionalidad rusa y un estadounidense.