Un minibús ha quedado reducido a chatarra en una carretera china al quedar atrapado entre dos camiones. En el vehículo viajaban seis personas. Bomberos, transeúntes y policías han rescatado a cinco pasajeros, tres de ellos gravemente heridos. Pero un niño de seis años ha perdido la vida. El conductor del camión se encuentra bajo custodia, el departamento de Policía asegura que el camión llevaba un exceso de carga y que ello redujo el tiempo de frenada. Probablemente, esta imprudencia ha sido la causa de la tragedia.