Una potente explosión en un depósito de combustible en Ucrania sorprendió a los bomberos mientras trataban de sofocar un incendio. Varios han muerto y también hay heridos. Se desconoce todavía qué originó el fuego en un depósito a las afueras de la capital, Kiev. Por la noche, los bomberos no habían podido apagar las llamas que se extendieron a un total de ocho tanques, cada uno con capacidad para 900 metros cúbicos de combustible. Los heridos fueron trasladados hasta un hospital, entre el dolor y la incertidumbre de los familiares de los bomberos. Aún se desconoce el número exacto de fallecidos en esta explosión.