La barbarie también se ha dejado sentir esta noche en Bagdad. Varios coches bomba, estacionados en dos hoteles de lujo, han explotado en el centro de la ciudad. Al menos diez personas han muerto y otras 30 han resultado heridas. Las explosiones se han producido con siete minutos de diferencia, y han provocado el caos. En uno de esos hoteles suelen reunirse miembros del gobierno iraquí.