Este amasijo de sillas de ruedas calcinadas nos ayuda a hacernos una idea de lo dramático que ha sido este suceso. Al menos 38 ancianos han fallecido y otros 6 han resultado heridos en el incendio de la residencia donde vivían. El fuego comenzó en uno de los dormitorios y se propagó rápidamente al resto del edificio. Se desconoce qué causó el fuego, pero sí se sabe que la planta donde se originó es la que acogía a los ancianos con poca movilidad; hecho que ha contribuido a que el número de fallecidos haya sido tan alto.