Una casa totalmente destruída por las llamas y dos pueblos evacuados por un espectacular incendio, en Virginia. El fuego se originaba tras el descarrilamiento y posterior explosión de un tren de mercancías. Una treintena de vagones, de un total de cien, quedaban totalmente calcinados. Al menos una persona tuvo que ser ingresada por inhalación de humos. Mientras un testigo estaba narrando los hechos ante la cámara, se aprecia cómo van estallando los vagones hasta provocar una enorme llamarada y una gran nube de humo negro.