2.000 personas han asistido al entierro de las cuatro víctimas mortales del asalto al supermercado kosher en París. Entre ellas, y en representación del estado francés, Ségolène Royal, la ministra de Ecología y expareja del presidente Hollande.